Nueva España y su organización política

A la conquista de Mesoamérica, los territorios sometidos a nombre de la corona española tuvieron en un inicio una organización política que, si bien funcionaba en la administración y gobierno de los territorios, no era suficiente para la corona española por el ritmo en el cual crecían sus posiciones en ultramar.

Se impuso el sistema de cortes virreinales que funcionaba en España como forma de gobierno para los territorios hispanos en América; con lo que se dejó atrás el antiguo sistema político instaurado en Nueva España durante los primeros años de la conquista. Se dio el paso para instaurar el virreinato dando fin a la última de dos audiencias instauradas, la primera en 1527 y la segunda en 1531.

El virreinato se instala como organización política y de gobierno en la Nueva España el 12 de octubre de 1535 por orden del rey español Carlos I; Con la toma de las riendas del virreinato por Antonio de Mendoza y Pacheco el 14 de noviembre de 1535, la corona española logró unificar el gobierno de las tierras bajo su dominio y mostrar su autoridad sobre las mismas a través de la figura del virrey.

La organización política de la Nueva España vivió dos etapas administrativas, la primera bajo el reinado de los reyes emanados de la casa de Habsburgo (Casa de Austria) y la segunda bajo el reinado de la casa de Borbón.

Al reinado del primer gobernante venido de la casa de Borbón, el reino español y sus virreinatos en América sufrieron un profundo cambio político y económico destinado a someter todo el poder que los reyes de Habsburgo dejaron en manos de terceros; reformas borbónicas fue el nombre que se le dio al cambio político administrativo de España y sus virreinatos.

Desde la instauración del virreinato de Nueva España, el entretejido de instituciones que formaron la maquinaria política que sostuvo el gobierno se organizo teniendo como cabeza de la organización política al virrey.

Principales instituciones políticas del virreinato de Nueva España

Las siguientes, son las figuras principales de la organización política de nueva España sobre las cuales el rey español gobernaba las tierras bajo dominio hispano en América.

Virrey

El virrey, era el gobernador general de la nueva España, vicepatrono de la iglesia, superintendente de la real hacienda, capitán general etc. todos estos cargos los llevaba a cabo en nombre del rey de España quien dictaba las políticas de justicia, económicas y de gobierno que se debian implementar en el virreinato. El puesto de virrey a la evolución del virreinato se otorgó por espacio de 5 años, al término de este periodo el mismo se sometía a juicio su administración mediante el llamado Juicio de residencia.

La real audiencia

Al inicio fue creada como ente gobernante, posteriormente dio paso al virrey a la instauración del virreinato en este aspecto, la función de la real audiencia era la aplicación de justicia en el virreinato, así como tomar el poder si el virrey faltaba por una u otra razón.

Gobernadores

Estos regían sobre las provincias novohispanas que recientemente se incorporaban como parte del virreinato por medio de conquistas, posteriormente a esa figura se le dio el nombre de intendente y su designación corría a cargo del rey español. La creación de las intendencias fueron uno de los cambios administrativos a la llegada de los borbones al trono español.

Ayuntamientos

Eran los gobiernos creados por los pobladores de las ciudades novohispanas, estaban integrados principalmente por criollos muy destacados. la función del ayuntamiento fue administración de los servicios públicos.

Los anteriormente mencionados, fueron los principales entes políticos que rigieron como gobierno en Nueva España a nombre del rey español con mayor o menor poder; la casa de contratación de Sevilla y el consejo de indias si bien fueron figuras políticas de la monarquía española, directamente en nueva España no gobernaban, pero servían de apoyo al rey de España para los asuntos y la dirección por la cual se debía de conducir para regir sobre los virreinatos instaurados en América.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *